Publicado el

13 Consejos para bañar a tu bebé: Fuera dudas!

13 Consejos para bañar a tu bebé

¿Tienes alguna duda de cómo debes bañar a tu pequeño? No te preocupes y sigue estos 13 consejos para bañar a tu bebé. Verás que sencillo es

13 Consejos para bañar a tu bebéPara un papá o mamá, especialmente primerizo, todo lo que concierne a tu bebé puede generar dudas. Y eso incluye con el momento de su baño: qué temperatura debe tener el agua, cómo sujetar al bebé, qué jabón usar, etc.. Sin embargo, a pesar de que todas estas dudas son normales, queremos ayudarte con estos 13 consejos para bañar a tu bebé.

El momento del baño os ofrece a los papás y mamás una oportunidad excelente de proporcionar a vuestro pequeño una sensación agradable de bienestar. Pero también es el momento ideal para que le ofrezcáis una adecuada estimulación sensorial. Todo esto ayuda mucho a que el vínculo afectivo se vea reforzado. Por eso, es importante que tengas en cuenta las siguientes pautas:

13 Consejos para bañar a tu bebé:

  1. Ten a mano todo lo que vas a necesitar para el baño: el jabón, el champú (indicados específicamente para bebés), esponja, toalla (mejor de algodón), peine, pañales y su ropa.
  2. Mantén a una temperatura adecuada la habitación de tu bebé o el cuarto de baño. La temperatura ideal debe ser entre los 23º y los 25º C. Y para evitar corrientes de aire que le perjudiquen, ten la puerta y la ventana cerradas.
  3. El agua de la bañera debe estar a una temperatura de entre 35º y 37º C. Comprueba la temperatura con un termómetro de baño, utilizando el codo o la parte interior de la muñeca. Incluso hay bañeras que incluyen un termómetro que se va actualizando automáticamente para informarte de la temperatura del agua.
  4. Desnuda a tu pequeño y límpiale la zona del pañal.
  5. Con un algodón húmedo limpia su cara y orejas. Si es un recién nacido tendrás que limpiarle también los ojos con algodón empapado en un poco de suero fisiológico.
  6. Sujeta a tu bebé con el brazo derecho de tal forma que la cara interna de tu codo sostenga sus cabecita. La mano derecha debe llegar a cogerle del culito. Colócale en la bañera y con la mano izquierda lávale. Empieza por su cabeza utilizando poca cantidad de champú. Enjuaga bien su cabecita para que no queden restos del champú. Lo ideal es que la bañera sea ergonómica y antideslizante para facilitar tu trabajo.
  7. Después de lavar su cabeza, le toca el turno a su cuerpo. Sujétale por sus hombros con la cara interna de tu brazo, manteniendo fuera del agua su cabecita. Utiliza la otra mano para lavarle. No es preciso que uses esponja pero si lo haces no es preciso que le frotes con ella, especialmente si tu bebé es un recién nacido.
  8. Comienza a lavarle de arriba abajo: pecho, brazos manos, piernas y por último los pies.
  9. Dale la vuelta con cuidado para lavar la espalda y las nalgas.
  10. Una vez comprobado que no tiene restos de jabón, le sacas del agua y le arropas con su toalla.
  11. Sécale con mucho cuidado y sin frotar. Con darle unos ligeros toques con la toalla es suficiente.
  12. Si es un recién nacido, comprueba su ombligo y su cordón umbilical. Limpia con alcohol de 70º C y envuelve en una gasa limpia. Si hay mal olor, supura o presenta un color rojizo, es conveniente que hables con el pediatra.
  13. Vístele empezando por arriba.

Estos son nuestros 13 consejos para bañar a tu bebé y conseguir disfrutar de la experiencia. Pero te damos unas últimas indicaciones…

Y para terminar, no te olvides de esto:

  • El baño debe ser una experiencia placentera para tu pequeño y para ti, por lo que conviene que le hables y le sonrías constantemente, incluso aunque tu bebé llore. Tu paciencia se verá recompensada y se acostumbrará a disfrutar de su hora del baño.
  • Nunca le dejes sólo en su bañera
  • Para evitar alergias, es preferible no usar colonia.
  • Por el bien de tu espalda, cuida la altura de la bañera. Además, existen bañeras que son ergonómicas y que te facilitan el sujetar a tu pequeño y que esté más cómodo y seguro. Todo esto hace que tu espalda sufra menos y, además, facilita la seguridad de tu bebe, por lo que es importante que lo consideres en el momento de la compra de la bañera.
  • Limpia la bañera de tu bebé debe siempre: antes y después de usarla.
  • Seca todos los pliegues de su piel: el cuello, por detrás de las orejas, la zona del pañal, etc.

Te puede interesar:

Deja un comentario