Publicado el

7 motivos para acudir al pediatra por la fiebre de tu bebé

acudir al pediatra por la fiebre de tu bebe-forbebes-tecnologia-para-bebes-tienda-online-de-bebes-puericultura-online

La fiebre es una respuesta del cuerpo ante una infección bacteriana o viral. No siempre es necesario ir al médico, pero a veces sí. Observa si se da alguno de estos 7 motivos para acudir al pediatra por la fiebre de tu bebe

Con la bajada de las temperaturas o el comienzo de la guardería, tu hijo tiene más probabilidades de coger algún resfriado o alguna infección que pueda provocarle décimas de fiebre. Ante la fiebre de tu hijo es lógico que te preocupes. De hecho, muchos padres inquietos acuden a consulta aunque no siempre es necesario. El motivo es sencillo: la fiebre por sí misma no suele ser perjudicial aunque sí que es una indicación de que algo pasa. Para que no te alarmes innecesariamente, te damos los 7 motivos que debes vigilar antes de acudir al pediatra por la fiebre de tu bebe y cómo puedes ayudar a tu hijo a bajar la fiebre.

Termómetro sin contacto. Forbebes Tecnología para bebés. Tienda online para bebésLo primero de todo: cuándo su temperatura no es normal

La temperatura varía de una a otra persona. Incluso para una misma persona, la temperatura no siempre es estable. O sea que varía. Por ejemplo, no tenemos la misma temperatura corporal después de haber hecho ejercicio físico o si acabamos de comer. También cambia en función de dónde nos tomamos la temperatura: si es en la axila, será 1 grado más baja que si la medimos en el recto. Obvio: el cuerpo está más caliente en el interior que en el exterior.

El cuerpo, además, es muy sabio y sabe que debe regular su propia temperatura y mantenerla lo más estable posible. De ahí que si hace más calor, sudemos. O si hace más frío, el organismo reduce la pérdida del calor corporal ralentizando la cantidad de sangre que circula por la piel.

En relación a la fiebre, es el sistema nervioso el que responde ante la aparición de una infección por virus o por bacterias subiendo la temperatura. Así que la fiebre sirve como un mecanismo que estimula el sistema defensivo de nuestro organismo. Así, el mismo cuerpo produce un entorno hostil para evitar que proliferen los microorganismos que nos provocan la enfermedad.

La temperatura corporal se considera que está dentro de lo normal cuando llega hasta los 37,6º. Si la temperatura está entre los 37,6 y los 38º, decimos que tiene décimas. A partir de los 38º es lo que llamamos fiebre.

Cuando acudir al pediatra por la fiebre de tu bebe:

Si se dan estas circunstancias, debes llevar a tu hijo al pediatra:

  1. Convulsiona por la fiebre.
  2. Exceso de sueño o muy irritado. O no se mantiene de pie, vomita mucho, le duele la cabeza y su cuello presenta rigidez.
  3. El llanto de tu bebé es débil o por el contrario muy persistente. Está cansado y su piel está amoratada o, por el contrario, muy pálida.
  4. Tu bebé tiene menos de 3 meses.
  5. Tiene una erupción cutánea junto con la fiebre. O sus heces u orina presentan algún resto de sangre.
  6. La fiebre dura más de 48 horas.
  7. La fiebre llega a los 40º7-motivos-para-acudir-al-pediatra-por-la-fiebre-de-tu-bebe-forbebes-tecnologia-para-bebes-tienda-online-de-bebes-puericultura-online

Si se da alguna de estas situaciones, conviene acudir al pediatra por la fiebre de tu bebe para que descubra qué es lo que se la está provocando y le pueda tratar. Aun así, conviene que mantengas la calma puesto que sólo las temperaturas que están por encima de los 41º C son las que pueden ocasionar daño cerebral.

Y mientras, tú qué puedes hacer ante la fiebre de tu hijo?

  • No es conveniente que le arropes mucho ni que su habitación tenga una temperatura muy alta. Debe estar alrededor de los 20ºC. Los profesionales aconsejan que cuanta más fiebre tenga tu bebé, más desarropado debe estar.
  • Tiene que hidratarse bebiendo mucho líquido: agua, zumos o leche a demanda. Si no quiere comer o beber, no le fuerces pero anímale a que lo haga.
  • Dale un baño con el agua a una temperatura de unos 29ºC – 32ºC. La temperatura del agua debe ser constante durante el tiempo que esté en su bañera (unos 15 minutos)
  • No tiene por qué estar en reposo si le apetece jugar. Aun así, intenta que no haga mucho ejercicio para evitar que la temperatura corporal aumente.

Te interesará leer:

Deja un comentario