Publicado el

9 Consejos de higiene para preparar el biberón de tu bebé

9 Consejos de higiene para preparar el biberón de tu bebé. Forbebes Tecnología para bebés. Tienda online para bebes

Preparar el biberón no es nada complicado pero conviene que sigas unas pautas sencillas para asegurar que tu bebé no sólo toma los nutrientes necesarios sino que, debido a que su sistema inmunológico todavía está en desarrollo, está protegido frente a los gérmenes. Por eso te mostramos unos consejos de higiene para preparar el biberón de tu bebé que son sencillos y efectivos.

9 Consejos de higiene para preparar el biberón de tu bebé. Forbebes Tecnología para bebés. Tienda online para bebesLa forma ideal para que un recién nacido se alimente es a gracias a la lactancia materna. Sin embargo, si por cualquier circunstancia no es así, es importante prevenir las enfermedades ocasionadas por los alimentos. En muchos casos, sólo será preciso que sigas unas pautas que son las mismas que seguirías para cualquier otro alimento. Así pues, veras que los consejos de higiene para preparar el biberón de tu bebé que te mostramos son, en algunos casos tan fáciles como seguir las mismas precauciones que tomas con cualquier otro alimento perecedero. Pero por otro lado, debido a que el sistema inmunológico de tu bebé todavía no está del todo formado, hay otros puntos a los que deberás prestar una atención especial.

Muchas de las pautas que ofrecemos a continuación también son aplicables en el caso de que tu bebé se alimente de leche materna pero se le administre en biberón.

9 Consejos de higiene para preparar el biberón de tu bebé con leche de fórmula:

  1. Mira la fecha de caducidad del envase porque algunos nutrientes que la componen dejan de ser efectivos y se degradan con el tiempo. Piensa en el tamaño del envase que necesitas antes de lanzarte a comprar.
  2. Asegúrate que no hay abolladuras en las latas.
  3. Conservación: Tanto el frío como el calor degradan los nutrientes de la leche de fórmula. Conviene que el envase se conserve en lugar fresco y seco, alejado de fuentes de calor (horno, calefacción..). No lo guardes en el congelador ni lo expongas a la luz directa del sol. Una vez abierto el envase, mantén el envase bien tapado y sigue las instrucciones del fabricante en cuanto al almacenamiento y la fecha que se debe consumir o tirar el producto ya abierto.
  4. Antes de abrir la tapa de la leche de fórmula, conviene que la limpies bien. Si utilizas un abridor, úsalo exclusivamente para la leche de fórmula y lávalo bien antes de usarlo.
  5. La cuchara o medidor que utilices para los polvos de la leche también debe estar limpia y seca. No la guardes dentro del bote
  6. Comprueba las características organolépticas de la leche (olor, color y sabor) y si sospechas que no son las normales, conviene que la deseches.
  7. Prepara sólo lo que vaya a tomar tu bebé y deshecha lo que sobra si no ha terminado el biberón en un plazo de 1 hora. Si por cualquier circunstancia preparas más cantidad, divídela en diferentes biberones y ponla en el refrigerador, pero sólo por el tiempo recomendado por el fabricante. Algunos recomiendan eliminar a las 24 horas y otros permiten más tiempo. En cualquier caso conviene que sigas las instrucciones.
  8. Cuidado con la temperatura de la leche ya preparada. No debe estar a temperatura ambiente puesto que las bacterias se reproducen muy rápidamente. La leche que haya estado a temperatura ambiente por más de una hora se debe desechar.
  9. Para preparar el biberón, sigue los consejos del fabricante en cuanto a temperatura del agua, medida que se debe dar al bebé para que cubra las necesidades nutricionales del bebé, etc.

Y no te olvides de:

Además de estos consejos de higiene para preparar el biberón de tu bebé, también debes tener en cuenta estos otros, independientemente de que se alimente con leche materna o con leche de fórmula:

  1. Lava tus manos con agua y jabón y sécatelas con un paño de papel. También conviene que te asegures que la superficie en donde preparas el biberón está limpia.
  2. Es muy importante que todo el material que vayas a emplear para preparar el biberón haya sido lavado y esterilizado convenientemente: lava con agua jabonosa tanto el interior como el exterior y utiliza cepillos exclusivamente para los biberones de tu bebé. Enjuágalo todo muy bien y después conviene que lo esterilices. La esterilización se debe hacer no sólo con los biberones sino también con las tetinas y chupetes. No los seques con la toalla o paño de cocina puede tener bacterias. Es mejor que utilices un paño de papel o que se escurran por sí solos en un escurridor para biberones. Cuando compres un nuevo biberón, tetina o chupete, tienes que lavarlos y esterilizarlos antes de su uso.
  3. Reemplaza el biberón cuando aparezcan rayas, grietas, pérdida del color o cualquier otro signo de desgaste.

¿Añadirías más consejos de higiene para preparar el biberón de tu bebé? ¿Crees que nos hemos dejado algo?

Otros temas que te interesarán:

Deja un comentario