Debes elegir bien dónde pasear a tú bebé ¿por qué?

Según un estudio, los bebés en carritos de paseo pueden estar expuestos hasta a un 60 por ciento más de contaminación que sus padres.

Es una de esas cosas que puedes llegar a sospechar, pero necesitas un mínimo respaldo científico que te obligue a tomar medidas. Pues empieza a tomártelo en serio. Un estudio publicado en la revista ‘Environment International’ a cargo del Global Centre for Clean Air Research (GCARE) de la Universidad de Surrey, en el Reino Unido, ha encendido todas las alarmas.

Y es que, según afirman los investigadores, los bebés en carritos de paseo pueden estar expuestos hasta a un 60 por ciento más de contaminación que sus padres, causando daño potencial a su lóbulo frontal e impactando en sus habilidades cognitivas y desarrollo cerebral.

Los bebés y la contaminaciónEl motivo no es otro que la altura a la que se ubican los carritos sobre el nivel del suelo, entre 0,55 y 0,85 metros, y la que hace referencia a los tubos de de escape de los coches, lo que implica un aumento en la vulnerabilidad de los bebés.

«Sabemos que los bebés respiran mayores cantidades de partículas en el aire en relación con el tamaño de sus pulmones y el peso corporal en comparación con los adultos. Lo que hemos probado aquí es que la altura a la que viajan la mayoría de los niños en un cochecito duplica la probabilidad de impactos negativos de la contaminación atmosférica en comparación con un adulto.

Es muy preocupante que estén expuestos a estos niveles peligrosos de contaminación si tenemos en cuenta lo vulnerables que son en relación a sus tejidos, sistema inmunitario y el desarrollo del cerebro en esta etapa temprana de su vida«, asegura el profesor Prashant Kumar, presidente de Calidad del Aire y Salud y Director Fundador del GCARE.

Posibles soluciones

Los investigadores abogan por una serie de medidas que combatan efectivamente la problemática y que incluyen soluciones «activas» como el control de emisiones de vehículos de carretera y acciones «pasivas», como las coberturas de caminos entre vehículos y peatones. De igual forma, los responsables del estudio sugieren soluciones tecnológicas que pueden ayudar a crear una zona de aire limpio alrededor del área de respiración del niño. Aunque, como siempre, estas soluciones necesitan del consenso de gobiernos y agentes imlpicados en la problemática.

Problema acuciante

Según UNICEF17 millones de niños en todo el mundo que tienen menos de un año de edad viven en regiones donde los niveles de contaminación del aire exceden las pautas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud. Los niños de entornos económicos pobres corren el mayor riesgo de estos niveles peligrosos de contaminación debido a la falta de nutrición, el acceso a la atención médica y la exposición al humo del tabaco.

Fuente: AS DEPORTE Y VIDA 
Autor: Alvaro Piqueras

Te interesará leer:

 

Deja un comentario