10 Experiencias que tienes que vivir este verano con tus hijos

Porque eres coleccionista de buenos momentos, porque quieres que tus hijos expriman la belleza de la vida o, simplemente porque sí: estas son las 10 experiencias que tienes que compartir con tu hijo.

El verano ya está aquí. El calor, el sol y el buen tiempo nos invitan a salir fuera de casa o a relajarnos en ella. Sin importar mucho el dónde, sí que importa el qué: compartir vivencias que, aunque en invierno también podemos disfrutar, apetecen muchísimo más ahora. El tiempo que compartes en familia es todo un lujo que debes aprovechar para crear buenos recuerdos que van a quedar por siempre en la mente de tus hijos. Seguro que tú tienes muchas ideas pero, por si acaso, para que no se te olvide ninguna, nosotros de ofrecemos 10 experiencias que tienes que compartir con tu hijo antes de que se acabe este verano.

10 experiencias que tienes que compartir con tu hijo. ForbebesVenga, que empezamos…

  1. Cultivar tus propios tomatitos. O lo que viene a ser lo mismo, monta tu propio huerto en casa. ¿Qué no es temporada de plantar fresas? Tampoco vamos a ser quisquillosos. Esto se soluciona sustituyendo el huerto casero por alguna otra planta. Vale, no sabemos mucho de jardinería. Pero, ¿acaso importa? Este puede ser el comienzo de la una gran pasión: la de tus hijos por las plantas. Cuidar una semilla y ver que de ahí crece una planta da una estupenda sensación de logro.
  2. Una merienda-cena en la playa. Rodeado de amigos, viendo el atardecer y cómo juegan los más pequeños. ¿Existe mayor sensación de paz y felicidad? Además esta es una de esas experiencias que tienes que compartir con tu hijo sin importar cual es su edad.
  3. Recoge caracolas en la playa con tu hijo. O conchas. O arena de la playa. Qué más da! Guárdalas en un tarro mágico y decora con él una repisa de su habitación.
  4. Compartir una tarde de lectura juntos. La pasión por la lectura se cultiva y, si es en compañía, mucho mejor. Si tu hijo es todavía muy pequeño, sustituye su libro por una lámina para colorear.
  5. Pasad un día en un pueblecito de interés cultural.  O un pueblo pesquero. Pasear por las calles sin rumbo fijo, compraros un helado y llevaros algún recuerdo típico de la zona. Muchos pueblos, además de preciosos, están muy bien preparados para hacer turismo con niños.
  6. Cine de verano. Aprovecha las ofertas culturales de tu ciudad e infórmate de las películas infantiles-juveniles que se proyectan para pasar una noche diferente.

Otras experiencias que tienes que compartir con tu hijo y que además son educativasexperiencias que tienes que compartir con tu hijo. lamina.Forbebes

  1. Hacer limpieza de lo que no quieres o no necesitas. Busca por casa porque seguro que tienes muchas cosas de las que, a priori, ni te acuerdas que tienes. Haz que tus hijos participen haciendo su propia selección de juguetes que no utilizan. Así verán la importancia del orden. Enséñales a compartir y pensar en otros niños que no son tan privilegiados deshaciéndose de los juguetes que ya no quieren y están servibles.
  2. Cocina con tus hijos. Comer de forma equilibrada y nutritiva se aprende desde pequeños. Aprovecha su deseo de hacer cosas nuevas, experimentar y de “hacer lo que hace papá o mamá” y veras qué grata sorpresa te llevas. Comer lo que ha preparado con sus propias manos será muy estimulante y un gran motivo de orgullo.
  3. Buscar el mejor lugar del mundo mundial para ver las perseidas. Porque el mejor lugar es aquel en donde uno disfruta, sin importar si es la azotea de tu mini (o no tan mini) piso o en cualquier monte privilegiado que nos sirva de observatorio. La noche del 12 al 13 de agosto no se te puede olvidar.
  4. Ir a museos o exposiciones que tengan colecciones o programas especiales para los más pequeños.

Y si quieres una lista para que no se te olvide ninguna de estas experiencias que tienes que compartir con tu hijo, puedes descargarte esta lámina de Milowcostblog


Te gustará leer:

Deja un comentario