Publicado el

Cómo limpiar la nariz de tu bebé con aspirador nasal y sin él

Cómo limpiar la nariz de tu bebé. tienda online bebe

¿Sabes cómo limpiar la nariz de tu bebé con aspirador nasal y sin él? Te decimos paso a paso todo lo que hay que hacer para que tu bebé se alivie de su congestión nasal tan molesta.

Cómo limpiar la nariz de tu bebé. tienda online bebeEs normal que tu pequeño tenga la nariz obstruida por mocos si está pasando por algún resfriado o quizá porque tenga alergia. Tener sus vías respiratorias obstruidas no le ocasionará problemas si sabes cómo limpiar la nariz de tu bebé para evitarle infecciones como la otitis u otras molestias debidas a la incomodidad de no poder respirar bien.

Para aliviarle de los trastornos debidos al taponamiento de su nariz por los moquitos, es importante que le ayudes utilizando suero fisiológico o bien sacándolos con un aspirador nasal o una pera de goma.

Cómo limpiar la nariz de tu bebé

Para limpiar la nariz de tu bebé necesitarás una solución salina o suero fisiológico, que tú misma puedes hacer echando una cucharada de sal en un vaso con agua tibia o, si lo prefieres, comprándola en la farmacia. Si lo compras, antes de aplicarlo, caliéntalo un poco para que su temperatura sea similar a la del cuerpo humano y no le resulte tan desagradable a tu bebé.

  1. Lo primero es recostar a tu bebé sobre una superficie plana pero elevando un poco la barbilla del pequeño para que el suero entre mejor. Si te es más cómodo, prueba a colocarle sobre tus piernas pero con las piernecitas de tu bebé orientadas hacia tu barriga.
  2. Gira un poco su cabecita y empieza por el orificio que queda hacia arriba y luego haz lo mismo pero por el otro orificio nasal. Hecha unas gotitas del suero sobre cada uno de sus orificios nasales (2 ó 3 gotas).
  3. Intenta que no mueva la cabeza o que la mueva lo menos posible durante unos 10 segundos para que la solución haga su trabajo. Incorpórale un poco para que salga el suero y el moco disuelto. En muchas ocasiones, esto será suficiente para que tu pequeño se alivie de su congestión.

Cómo limpiar la nariz de tu bebé con la pera de goma o el aspirador nasal

El aspirador nasal es un aparato con forma de pera. Están fabricados con goma o con silicona y se usan para limpiar la nariz de los bebés y extraer sus mocos cuando están congestionados. Son muy sencillos de usar pero debes hacerlo con mucho cuidado para no hacer daño en la naricita de tu bebé. Para limpiar la nariz de tu bebé es el método más efectivo, especialmente si se trata de una congestión importante, pero también es la más molesta y la que requiere de más cuidado para no dañar al bebé.

Para limpiar la nariz de tu bebé, además del aspirador nasal, necesitarás pañuelos de papel y solución salina (suero fisiológico). Acuérdate de calentarlo un poco para que esté a temperatura corporal (puede ser manteniéndolo en tus manos unos minutos).

  1. Coloca a tu bebé como te hemos dicho antes
  2. Hecha unas gotas del suero tal y como hemos dicho en el apartado anterior y déjalo que actúe durante unos segundos.
  3. Coge el aspirador nasal y antes de introducirlo en su orificio nasal, presiona la perilla
  4. Introduce el aspirador con decisión pero con cuidado en su nariz y suelta la perilla. Oirás cómo succiona la mucosidad. Si dejas que pase el aire entre el aspirador y la fosa nasal de tu bebé sólo conseguirás aspirar aire y sus moquetes seguirán molestándole.
  5. Suelta el moco en el pañuelo de papel
  6. Repite la misma operación con el aspirador en la otra fosa nasal de tu pequeñín.
  7. Si el bebé sigue congestionado después de 10 minutos, vuelve a empezar con las gotas salinas y a succionar de nuevo con el aspirador.

Precauciones al limpiar la nariz de tu bebé

  • No debes usar más de una o dos veces al día el uso del aspirador nasal porque irritarás la nariz de tu bebé.
  • El mejor momento para limpiarle su naricita es antes de comer y/o antes de dormir para que la falta de una correcta respiración no le moleste.
  • Limpia el aspirador después de cada uso con agua tibia y jabón. Por dentro y por fuera. Colócalo boca a bajo para que se seque bien.

Has visto lo fácil que es si sigues nuestras recomendaciones de cómo limpiar la nariz de tu bebé?

Te interesará leer:

Deja un comentario