Publicado el

Consejos para que tu bebé tenga buenos hábitos alimentarios

Consejos para que tu bebé tenga buenos hábitos alimentarios

¿Quieres conseguir que tu pequeño coma bien y disfrute de la comida? Para hacerlo más sencillo, te ofrecemos algunos consejos para que tu bebé tenga buenos hábitos alimentarios.

Consejos para que tu bebé tenga buenos hábitos alimentariosPara que tu pequeño se desarrolle de una forma adecuada física e intelectual, es imprescindible mantener una nutrición adecuada. Si desde pequeñito le acompañan los buenos hábitos alimentarios, como padres estáis sentando el mejor fundamento para el futuro de vuestros hijos.

Los consejos para que tu bebé tenga buenos hábitos alimentarios que te ofrecemos aquí fracasaran si previamente los padres no los tenéis asumidos como base de vuestra propia nutrición. Por lo tanto es imprescindible y muy recomendable la auto inspección con total sinceridad y asumiendo que el propio ejemplo es lo que a vuestro pequeño le motivará a tener y mantener las buenas costumbres alimentarias a lo largo de su vida.

Consejos para que tu bebé tenga buenos hábitos alimentarios disfrutando de la variedad

Para mantener unos buenos hábitos alimentarios lo mejor es beneficiarse de los valores nutricionales presentes en la gran diversidad de alimentos y para esto, cuanto más variada sea la alimentación de tu bebé, será mucho mejor. Aprender a disfrutar desde muy pequeño de los diferentes sabores, texturas, etc que la comida ofrece es fundamental. De esta forma, su paladar se acostumbra desde que es bebé y nutricionalmente hablando saldrá más beneficiado. Por lo tanto, es importante que tu pequeño pruebe de todo y aprenda a disfrutar de la comida.

Planificando los menús con anterioridad

Lo ideal es planificar las comidas con suficiente antelación para que la dieta no sea un mero trámite para mantenernos. La diversión, la variedad en la preparación de los alimentos así como y la introducción de una gran diversidad de alimentos en la dieta es fundamental. Una alimentación aburrida, por muy sana que sea, tarde o temprano terminará en fracaso.

La alimentación de los pequeños de la casa debe estar formada por alimentos pertenecientes a todos los grupos: leche y sus derivados, carne, huevos y pescado, patatas, legumbres y frutos secos, verduras y hortalizas, frutas, pan, pasta, cereales, azúcar y dulces y grasas, aceite y mantequilla. Por el contrario, hay que moderar el consumo de los dulces, la bollería y de los alimentos que sean muy grasos o que sean muy salados. A ser posible, evita las “chuches” (chucherías) los refrescos y, por supuesto, en ningún caso se puede permitir que el pequeño tome o pruebe ningún tipo de bebida alcohólica

Buenos hábitos alimentarios disfrutando de sentarse a la mesa

No sólo son importantes los alimentos que componen los platos para tener buenos hábitos alimentarios. Todo el “protocolo” que acompaña a la comida es importante y hay que tenerlo en cuenta desde que tu niño es muy pequeño. De esta forma, a medida que crece y siempre según su edad, podrás enseñarles a que hay que disfrutar con la preparación de la comida, con el ritual de poner la mesa, a preparar platos atractivos y que “entren por los ojos”, a comer juntos, a dedicar tiempo a comer tranquilo y conversando con el resto de comensales.

Qué te han parecido estos consejos para que tu bebé tenga buenos hábitos alimentarios? añadirías alguno más?

Te puede interesar:

Deja un comentario