Publicado el

Cortarle las uñas a un bebé. Sabes como hacerlo?

Cortarle las uñas a un bebé

¿Sabes todo lo necesario para cortarle las uñas a un bebé?: cómo hacerlo? que debes tener en cuenta? Hay muchos mitos y creencias erróneas y te las aclaramos

Cortarle las uñas a un bebéEl acto de cortarle las uñas a un bebé está rodeado aún hoy día de algunos mitos y falso conocimiento que es conveniente aclarar. Es durante el cuarto mes de embarazo cuando se le han empezado a formar las uñas a tu bebé. Cuando nace, ya las tiene visibles en sus pies y manos. Son muy blanditas y por regla general son cortas aunque en algunos recién nacidos están algo más largas, principalmente si el parto se ha producido después de las 40 semanas de gestación.

Habrás oído mucho sobre si es conveniente o no cortarle las uñas a un bebé. La verdad es que no pasa nada. Sus uñitas son muy blandas y por sí solas se les suelen romper si las tienen algo largas. Sin embargo, es probable que accidentalmente se pueda producir arañazos en la cara y para eso puedes utilizar unas manoplas o quizá prefieras cortarle las uñas.

A muchos papás y mamás no les gusta la idea de recurrir a las manoplas. Además, está el inconveniente de que es probable que se le caigan, con lo que no se consiguen evitar los arañazos. De cualquier forma, si te decides por cortarlas, debes tener en cuenta que tienes que actuar con mucho cuidado. Hay cortauñas o tijeras especiales para usar en los bebés. Estas tienen una forma redondeada y no tienen punta.

Qué debes tener en cuenta al cortarle las uñas a un bebé?

Es importante que tengas en cuenta que tu bebé ha estado en un entorno líquido y que toda su piel, y esto incluye sus uñas, están reblandecidas y por lo tanto son muy delicadas. Además, manipular unos deditos tan pequeños con cuidado requiere una dosis extra de delicadeza y habilidad para evitar cortar su delicada piel.

Asegurate que no queden irregularidades en sus uñas. Elimina los piquitos que puedan quedar y evita que queden con una forma irregular. Es conveniente que tengan una forma algo más redondeada para que cuando le crezcan las uñas no se le claven en la piel de sus propios dedos.

Cuando ya sea algo más mayor, si te es más cómodo, podrás usar una lima.

Te puede interesar:

Deja un comentario