Publicado el

Cuándo debe empezar a tomar líquidos y sólidos tu bebé

Cuándo debe empezar a tomar líquidos y sólidos tu bebé. Forbebes Tecnologia para bebés. Tienda online para bebés

Saber por qué y cuándo debe empezar a tomar líquidos y sólidos tu bebé es muy importante para evitar riesgos de desnutrición. Para que esto no ocurra, te damos la clave.

Cuándo debe empezar a tomar líquidos y sólidos tu bebé. Forbebes Tecnologia para bebés. Tienda online para bebésLa leche materna cubre todas las necesidades alimenticias que tiene el bebé. Por eso, a menos que tu pediatra te diga lo contrario, no es buena idea que le ofrezcas a tu bebé ni zumos, ni agua ni ningún otro alimento sólido. Entonces, a partir de cuándo debe empezar a tomar líquidos y sólidos tu bebé? Pues hasta que no cumpla los 6 meses de edad.

Aún en el caso de que hiciera calor y tu bebé tuviera sed, evita darle agua. Es mucho más conveniente que tome leche materna o leche artificial a demanda, aunque sólo tome muy poca cantidad. Los consejos bien intencionados de cualquier otra persona, sea quien sea, no son más que eso, consejos con buenas intenciones pero que no debes seguir.

A partir de los 6 meses, tendrás que estar atenta a las señales que te informarán que tu bebé ya está preparado para empezar a tomar alimentos sólidos.

Señales que dicen cuándo debe empezar a tomar líquidos y sólidos tu bebé:

  1. Controla los movimientos de su cabeza
  2. Se interesa por la comida que tratáis de comer vosotros e intenta cogerla
  3. Desaparece la tendencia natural de expulsar con la lengua los sólidos que se introducen en su boca.

La aparición de estas indicaciones serán las que te digan que ya ha comenzado una nueva etapa en la alimentación de tu bebé.

Cómo debes introducir la alimentación complementaria:

  • Debes comenzar ofreciendo papillas de cereales para bebés. Las más indicadas son las que llevan arroz.
  • A menos que tu pediatra te diga lo contrario, no conviene que le añadas los cereales al biberón porque puede provocar sobrepeso en tu pequeño.
  • Los zumos de fruta tampoco están indicados para bebés que tengan menos de seis meses.
  • En bebés mayores de 6 meses, no debes ofrecerles más de 110-180 ml de zumo para evitar la sensación de saciedad. Esto provocará que no tengan apetito para tomar otros alimentos más nutritivos. Además, puede provocarles diarrea, favorecer la aparición de la obesidad y si están empezando a aparecer los dientes de leche, aumentará el riesgo de padecer caries.

Te interesará leer:

Deja un comentario