Publicado el

Embarazo, gatos y la toxoplasmosis: Aclaramos dudas

gatos y la toxoplasmosis Forbebes Tienda online para bebés

¿A cuantas de vosotras os han dicho que, si estáis embarazadas, conviene que os deshagáis de vuestro gato? Es como si los gatos y la toxoplasmosis fueran siempre unidos y, por lo tanto, un riesgo que la embarazada debe evitar a toda costa. ¿De verdad eso es así?

Es curioso que, a pesar de que este no es un tema nuevo y se ha hablado y escrito mucho, siguen habiendo muchas opiniones y creencias falsas en relación a este asunto de los gatos y la toxoplasmosis. Preguntate: ¿vas a dejar de comer carne porque estas embarazada? ¿Y qué pasa con la fruta y la verdura? Pues entonces, si tienes gato, ¿por qué debes librarte de él? Vamos a intentar aclarar dudas sobre los gatos y la toxoplasmosis para que no tengas miedos infundados ni dudas de cómo debes actuar.

¿Qué es la toxoplasmosis?

gatos y la toxoplasmosis. Forbebes Tecnología para bebes. Tienda online para bebesEs una enfermedad que la provoca el protozoo Toxoplama gondii. Este parásito vive dentro de las células de seres humanos y animales. Este se refiere a animales de granja y también de los gatos.

Es una enfermedad infecciosa y que puede atravesar la placenta. Es peligrosa para el feto porque provoca lesiones graves (malformaciones) e incluso el aborto.

Cuando la toxoplasmosis se contagia, no se suelen presentar síntomas.  Y, en caso de presentarse, suelen durar poco tiempo. Además, son muy parecidos a los de la gripe común (fiebre o malestar), por lo que suelen pasan desapercibidos.

Normalmente, la mayoría de los adultos han pasado por esta infección sin darse cuenta y han desarrollado anticuerpos. Pero, como hemos visto, el problema es pasar esta infección estando embarazada por los riesgos que conlleva para el feto.

En el caso de las embarazadas, en el primer análisis de sangre que pide el ginecólogo, se hacen pruebas para comprobar las posibles infecciones que la madre puede pasar al feto. Entre ellos estaría la presencia de anticuerpos de la toxoplasmosis. Es así como muchas embarazadas se enteran de que han pasado la infección de la toxoplasmosis y han desarrollado anticuerpos contra la toxoplasmosis. Es decir, que una vez pasada la enfermedad, ya no hay riesgo y no se puede volver a pasar.

Toxoplasmosis y bebes

En el caso de los bebés infectados con toxoplasmosis durante el embarazo, no suelen presentar síntomas al nacer sino que los desarrollan meses o incluso años después de nacer. Sin embargo, los bebés prematuros o que nacen siendo todavía muy pequeños, sí que presentan síntomas de la infección o las desarrollan a los pocos meses de nacer. Los síntomas son:

  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Ictericia (excesiva concentración de bilirrubina en la sangre)
  • Cabeza de un tamaño anormal (más grande o más pequeña de lo normal)
  • Fiebre
  • Erupción en la piel
  • Moretones
  • Anemia
  • Bazo o hígado más grandes de lo normal
  • Anomalías en el sistema nervioso y el cerebro que pueden ocasionar convulsiones, pérdida de la audición, deficiencia mental, lesiones oculares..

Cómo se contagia la toxoplasmosisgatos y la toxoplasmosis Forbebes Tienda online para bebés

  • La forma más común de contagio es por comer carne cruda o poco cocinada y que esté infectada. La carne se debe cocinar bien, evitando aquellas que estén poco hechas. Además, también es preferible evitar fiambres y los huevos crudos.
  • Las frutas y las verduras se pueden infectar por haber estado en contacto con tierra contaminada por este parásito. Asegúrate de lavar (hay desinfectantes especiales para limpiarlos bien) y pelar las frutas y verduras antes de usarlas.
  • Es muy importante que todos los utensilios de cocina (cuchillos, la tabla de cortar..) que hayan estado en contacto con la carne cruda y con las frutas y verduras sin lavar se limpien a conciencia. Lo mismo debes hacer con la superficie en donde se ha estado preparando los alimentos.
  • La leche cruda, especialmente si es de cabra. No tomes leche sin pasteurizar y presta atención a los quesos, eliminando de tu dieta aquellos que hayan sido elaborados con leche no pasteurizada o que se hayan preparado con leche cruda.
  • Si vas a realizar labores de jardinería o vas a estar en contacto con la tierra, usa guantes y lávate bien las manos al finalizar.

Pero, ¿qué pasa con los gatos y la toxoplasmosis?

Es muy probable que te hayan hablado o llegado comentarios bienintencionados pero mal informados acerca de los gatos y la toxoplasmosis. Y, como es lógico, tendrás miedo a infectarte o pasarlo a tu bebé. Sin embargo, lo primero que debes saber es que los gatos sólo contagian la toxoplasmosis por las heces. Y para que esto ocurra, el gato debe haberse infectado con el parásito. Así que, como ves, los gatos y la toxoplasmosis no van siempre unidos de la mano.

¿Y cómo se contagia un gato con el parásito? Pues pueden contraer la enfermedad cuando comen carne cruda (ratones, pájaros,..). Es decir, que un gato casero difícilmente tendrá el parásito de la toxoplasmosis si no tiene contacto con otros gatos de fuera de casa, no come carne cruda y no sale al exterior.

Una vez que este parásito infecta al animal, el período de incubación está entre los 3 y los 20 días. Después de este tiempo de incubación y durante un mes, se liberan los ooquistes en sus heces. A partir de este tiempo, nunca más libera ooquistes aunque se vuelva a infectar nuevamente del parásito. Cuando el gato libera los ooquistes en sus heces, estos no pueden infectar. Sin embargo, pasadas 24/48 horas, los ooquistes han madurado y es entonces cuando sí que son infecciosos.

La solución para evitar el contagio es siempre:

  • Que la limpieza del arenero la haga otra persona.
  • El arenero se debe limpar diariamente.
  • Tienes que mantener una higiene básica cuando entres en contacto con tu gato.

Si tu veterinario hace una analítica al gato y éste no tiene toxoplasmosis y además no es un gato “de riesgo”, no debes preocuparte y puedes convivir con él.

Claves importantes sobre los gatos y la toxoplasmosis:

  1. Si ya has sido infectada antes de toxoplasmosis y tienes los anticuerpos, no se produce el contagio de la madre al feto porque hay inmunidad frente a las posibles nuevas infecciones, según un estudio realizado por la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA) titulado toxoplasmosis, gatos y embarazas
  2. Si el gato no está infectado por el parásito, no puede transmitir la enfermedad
  3. Pide a tu veterinario que le haga un análisis a tu gato para saber si está infectado.
  4. Si el gato esta infectado y tu no estas inmunizada contra la enfermedad, debes adoptar las medidas preventivas descritas antes para evitar el contagio. Recuerda que hay muchas otras formas de contraer la enfermedad, no sólo por tu gato.
  5. Sólo por acariciar a un gato, una embarazada no contrae la toxoplasmosis.
  6. Si tu gato sólo se alimenta de pienso y ha pasado los controles sanitarios, es improbable que esté infectado y por tanto no puede transmitir la enfermedad a nadie.

Te interesará leer:

Deja un comentario