Publicado el

La natación también es para los bebés

La natación también es para los bebés. Tienda online para bebés. Forbebes. Tecnología para bebés

La natación un ejercicio muy completo pero, la natación también es para los bebés? Les aporta a ellos los mismos beneficios que a los adultos?

La natación también es para los bebés. Tienda online para bebés. Forbebes. Tecnología para bebésPor años, la natación se había reservado para los niños a partir de los 6 años de edad. Sin embargo, desde hace algunos años los pedíatras reconocen los beneficios que este ejercicio ofrece a los más pequeños.

Por qué la natación también es para los bebés

En el caso de bebés, a partir de los dos meses, la natación mejora sus habilidades psicomotrices, les proporciona un alto sentimiento de autoconfianza puesto que, aunque no puedan gatear o caminar, sí que se pueden mover libremente en el agua. Este logro les sirve como un estímulo positivo que les anima a seguir desarrollándose. Además, la natación también es un importante ejercicio que mejora su sistema cardiovascular y su sistema respiratorio.

Así que la natación también es para los bebés y lo mejor es que la practiquen en cualquier época del año, independientemente del frío o calor que haga. Lo que sí debes comprobar es que el Centro en donde tu bebé nade disponga de profesionales con los conocimientos necesarios para trabajar con bebés. Otros requisitos fundamentales que debe reunir el Centro es que el agua esté limpia y tenga una temperatura adecuada.

Sin embargo, aún hoy día no son tantos los padres se deciden a introducir en la natación a sus bebés a una edad tan temprana. Para un bebé, el agua puede ser un gran aliado, un entorno en el que ellos se sienten cómodos, contentos, felices y que les permite desarrollar un ejercicio y una actividad que fuera del agua y debido a su edad, todavía no están en disposición de hacer por sí mismos.

Ahora que se acerca el verano, el peligro que conllevan las piscinas para los más pequeños es un motivo de preocupación para los padres. Sin embargo, enseñar a nadar a tu bebé, además de los beneficios que ofrece como ejercicio, reduce los riesgos de que pueda sufrir un accidente en la piscina.

Por tanto, al igual que fortaleces con el juego, la lectura y con otras muchas actividades el desarrollo de tu hij@, por qué no piensas en el potencial que la natación le puede ofrecer?

Te interesará leer:

Deja un comentario