Publicado el

Los 8 principios básicos de la buena alimentación en el embarazo

8 principios basicos de la buena alimentacion en el embarazo-forbebes-tecnologia-para-bebes-tienda-online-para-bebes-tienda-de-puericultura-online

¿Sabes cuáles son las recomendaciones más importantes que debes tener en cuenta para tu dieta? Toma nota de estos 8 principios basicos de la buena alimentacion en el embarazo porque te van a venir genial

¿Cuántas veces hemos oído hablar de lo importante que es comer de forma sana y equilibrada? La comunidad médica nos informa muy a menudo y nos previene de las consecuencias. Sin embargo, seguir sus recomendaciones adquiere mayor relevancia durante el embarazo. Los buenos hábitos alimentarios son todavía muchísimo más importantes porque van a facilitar que tu hijo tenga un buen desarrollo. Hemos elaborado una lista con los 8 principios basicos de la buena alimentacion en el embarazo que debes tener en cuenta en esta etapa tan bonita de tu vida.

Lo que NO debes comer durante el embarazo. Forbebes Tecnología para bebés. Tienda online para bebésLos 8 principios basicos de la buena alimentacion en el embarazo

  1. Bebe mucha agua. Los médicos recomiendan ingerir unos dos litros de líquido al día para evitar la deshidratación. No tienes porqué tomar el líquido bebido. El aporte también se puede hacer a través de tomar alimentos como caldos, sopas, zumos de frutas o frutas que tienen un alto contenido de agua. Por ejemplo, la sandía o las peras. Casi el 90% de estas frutas está compuesto por agua. Así, no sólo sacias tu hambre sino que alcanzas más fácilmente la cantidad de agua diaria que recomiendan los médicos.
  2. Toma alimentos con bajo contenido en grasas pero que aportan muchas proteínas: pescado, huevos, carnes magras, leche desnatada..
  3. Los alimentos ricos en hidratos de carbono te dan la energía y fibra que tu cuerpo necesita: pan, pasta, arroz, legumbres..
  4. No te olvides del ácido fólico, indispensable durante el embarazo. Verduras como las acelgas o las espinacas, los guisantes, el plátano, la naranja, el melón,… no deben faltar en tu dieta.
  5. Las frutas y verduras son un clásico entre los alimentos recomendados por lo médicos. Aportan nutrientes que no se encuentran fácilmente en otros alimentos y que son necesarios para ti y tu bebé. Lo ideal es consumir un mínimo de 5 raciones diarias. A ser posible, las verduras conviene tomarlas crudas.
  6. No hagas dieta. No es el mejor momento ponerse a dieta. A menos que tu médico te lo recomiende, por supuesto. Pero en la mayoría de los casos no es así. Lo importante ahora es que tu bebé crezca sano y feliz. En el primer trimestre no es preciso que hagas un aporte extra de calorías. Será suficiente con añadir 150-300 calorías y las cubres incluyendo alguna pieza de fruta.
  7. Come más veces pero en menos cantidad. Si tienes náuseas es probable que no te apetezca hacer las comidas como hasta ahora las venías tomando. Una solución es probar a comer menos cantidad pero haciendo más ingestas a lo largo del día. Es decir, si haces 3 comidas al día, ahora haz 5 mini-comidas. Toma algún snack o tentempié que sea sano. No “desperdicies” una comida incluyendo, por ejemplo bollería industrial porque estás añadiendo calorías vacías. En lugar de eso, las calorías que añadas a tus comidas deben ser de calidad: frutas, yogures, etc..
  8. Sé indulgente y date algún premio. Un momento de tentación no es malo. Los caprichos deben tener un pequeño lugar en nuestra vida, pero eso sí, controlados.

¿Por qué debes vigilar tu alimentación durante el embarazo?

Los profesionales de la salud ofrecen recomendaciones para este período tan importante de tu vida y la de tu hijo. Elegir cuidadosamente los alimentos que van a formar parte de vuestra dieta es clave para tu bebé. Piensa en los alimentos que realmente necesitas y en los que debes prescindir. Puedes hacerlo fácilmente si sigues los 8 principios basicos de la buena alimentacion en el embarazo que te hemos dado. Recuerda, tu bebé prueba los alimentos que tú comes. ¿Y cómo es eso? Pues porque el líquido amniótico adquiere el sabor de los alimentos que tú tomas. Aprovecha esta ventaja para que tu hijo le coja el gusto a los alimentos sanos y nutritivos que de mayor deberán formar parte de su alimentación diaria.

Te interesará leer:

Deja un comentario