Publicado el

10 importantes molestias por las que acudir al médico durante el embarazo

molestias por las que acudir al medico durante el embarazo. Forbebes Tecnologia para bebes. Puericultura online. Tienda online de bebes

¿Estas preocupada por alguna de las molestias que sientes? Te decimos las 10 molestias por las que acudir al medico durante el embarazo.

La mayoría de las molestias que tienes en el embarazo son normales. Pero es posible que con otras te sientas preocupada. Sin embargo, es lógico que te asalten las dudas de si estás siendo algo exagerada. Así que, para tu tranquilidad, lo mejor es que aprendas a diferenciar las molestias que sí necesitan la atención de un profesional. Por eso, toma nota y no dudes. Mira estas molestias por las que acudir al medico durante el embarazo.

10 molestias por las que acudir al medico durante el embarazoDeportes para estar en forma en el embarazo.Forbebes Tecnologia para bebes. Tienda online para bebes

  1. Calambres en las piernas. Son bastante habituales. Hacer estiramientos y caminar o hacer ejercicio pueden ayudarte con los calambres. Si persisten, el médico te puede recomendar más potasio en tu dieta o algún suplemento de calcio.
  2. Sangrado. Es común que puedas experimentar algún sangrado en el embarazo. Y muchas veces esto no es preocupante. El sangrado se produce por el aumento de la vascularización del cuello del útero. En algunos casos son manchas al principio del embarazo que luego pueden desaparecer o no. Las relaciones sexuales también pueden provocar un sangrado leve. Sin embargo, el sangrado también es un signo de aborto involuntario o de placenta previa. Es una condición que afecta entre el 2 y el 3% de los embarazos y puede ser indicación de complicaciones graves.
  3. Dolores. Durante tu embarazo, es muy seguro que experimentarás algún tipo de dolor: de espalda, calambres en las piernas, … Sin embargo, si al final del embarazo notas un dolor intenso intermitente o constante o presión pélvica, es probable que sea un signo de parto prematuro, o una complicación por desprendimiento de placenta.
  4. Hinchazón. Si notas hinchazón en manos, pies o cara, conviene que te vea el médico. La preeclampsia suele darse después de las 20 semanas del embarazo, puede aparecer de repente y afecta a entre un 5 y un 8% de las embarazadas.
  5. Infección. La orina que muestra un color u olor extraño puede ser indicación de deshidratación. En este caso, se soluciona tomando más líquidos, zumos, sopas… Pero, si persiste, puede indicar una infección que, si no se trata, puede llevarte a un parto prematuro.Evitar las manchas en la cara durante el embarazo. Forbebes Tecnologia para bebes. Tienda online para bebes
  6. Flujo vaginal. Es normal en el embarazo pero si se presenta junto con dolor, olor o sangrado, es posible que indique que hay infección.
  7. Movimientos de tu bebé. Cada bebé es distinto y no hay una regla fija del número de patadas o cantidad de movimientos. Si notas un cambio anormal en el patrón de movimientos que suele tener tu bebé después de la semana 28, conviene que acudas al médico.
  8. Comezón. Tu piel se estira para acomodar al bebé que está creciendo por lo que es normal sentir algunos picores. Sin embargo, si en las plantas de los pies o en las yemas de las manos notas mucho picor, puede indicar una complicación grave y muy poco frecuente: colestasis obstétrica. Es una acumulación del flujo biliar en el hígado que puede producir riesgo de parto prematuro, aspiración de meconio o la muerte del feto.
  9. Problemas de visión. Estate atenta a tu visión porque puede ser otra de las molestias por las que acudir al medico durante el embarazo. Si tienes visión borrosa, pérdida de visión periférica o ves puntos negros, puede indicar preeclampsia.
  10. Dolor de cabeza. Muchas mujeres se quejan del dolor de cabeza en el embarazo pero, si persiste, conviene visitar al médico porque este es otro signo de la preeclampsia.

Aun así, si sigues intranquila, lo mejor es que hables con el profesional que te trata. El es quien te podrá responder ante cualquier duda, descartar cualquier problema que pueda afectar tu salud o la de tu hijo y orientarte de la mejor forma.

Te gustará leer:

Deja un comentario