Publicado el

Poner el aire acondicionado con el bebé, ¿buena idea?

Poner el aire acondicionado con el bebé. Forbebes Tecnología para bebés, tienda online para bebés

Por fin tenemos buen tiempo….y calor! A medida que las temperaturas comiencen a subir y el calor apriete más, quizá te preguntes si deberías poner el aire acondicionado con el bebé.

Un recién nacido es muy sensible a los cambios bruscos de temperatura, tanto si es por calor excesivo como si es por frío. ¿Esto quiere decir que debemos evitar poner el aire acondicionado con el bebé? Bueno, no necesariamente. La temperatura ideal está entre los 21 y los 24 grados C durante el día. Por la noche debe estar entre los 19 y los 21 grados C. Además, para sentirnos cómodos, no sólo hay que vigilar la temperatura. También debemos comprobar que la humedad del aire sea la adecuada, es decir, entre un 30 y un 50 %.

La humedad del aire se soluciona teniendo un humidificador. El exceso de calor lo corregimos con el aire acondicionado. Sin embargo, debemos hacerlo con precaución y siguiendo los siguientes consejos:Poner el aire acondicionado con el bebé. Forbebes Tecnología para bebés, tienda online para bebés

  1. Para evitar los cambios bruscos de temperatura entre las diferentes habitaciones, lo ideal es que tengas aire acondicionado en toda la casa. De esta forma, también evitas que se produzca un enfriamiento que debilite el sistema inmunológico de tu bebé.
  2. No debe haber mucha diferencia de temperatura entre tu casa y la temperatura que se registra en la calle. Lo ideal es que no se superen los 10 grados C de diferencia.
  3. El chorro del aire acondicionado no debe llegarle directamente a tu bebé.
  4. El aire acondicionado reseca el ambiente. Para evitar que los ojos escuezan y que las mucosas y la piel se vean afectadas por la sequedad, conviene utilizar un humidificador.
  5. No abuses ni del humidificador ni del aire acondicionado.
  6. Conviene que ventiles muy bien toda la casa
  7. Limpia los filtros del aire acondicionado con frecuencia. Así evitas la acumulación de polvo, polen y ácaros.
  8. Al utilizar el aire acondicionado del coche, ten en cuenta lo dicho antes de la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior: nunca debe superar los 10 grados C.

Te interesará leer:

Deja un comentario