Publicado el

5 problemas habituales de piernas durante el embarazo y cómo puedes aliviarlas

problemas de piernas durante el embarazo mas comunes. Forbebes tecnologia para bebes. puericultura online. tienda online de bebes

Con todo el peso extra que tienen que soportar tus piernas, no es de extrañar que te duelan. Te ayudamos a encontrar alivio para los 5 problemas de piernas durante el embarazo que son más comunes.

El embarazo es un momento lleno de alegría y expectación ante el nacimiento de tu bebé. Sin embargo, tu cuerpo experimenta algunos cambios físicos desagradables que te gustaría ahorrarte: náuseas, vómitos, dolor de espalda…. ¿Y tus piernas? Tus piernas soportan durante todo el día y durante 40 semanas un peso extra. Así que, añadimos a la lista de experiencias indeseables las molestias en las piernas, sobre todo durante el último trimestre. Aunque después del nacimiento de tu hijo encontrarás alivio, te decimos qué puedes hacer para calmar estos 5 problemas de piernas durante el embarazo que son los más habituales.

problemas de piernas durante el embarazo. Forbebes tecnologia para bebes. puericultura online. tienda online de bebesLos problemas de piernas durante el embarazo más habituales

  1. Inflamación. En el embarazo los vasos sanguíneos se contraen por lo que es más difícil que dejen fluir el líquido a través de ellos. Además, durante el tercer trimestre, se libera la relaxina. Esta hormona se encarga de que la pelvis relaje los músculos para preparar el organismo para el parto. Lo mejor es tener los pies elevados siempre que tengas oportunidad. La dieta también es importante. Conviene que sea baja en sal para reducir la retención de líquidos.
  2. Dolor de rodilla. Tienen que soportar un peso extra y, junto con las articulaciones, tienen que aguantar una mayor presión. La liberación de relaxina también afecta a las rodillas. Para sentir alivio, es mejor que eleves las piernas, uses zapatos cómodos, no permanezcas de pie por un largo período de tiempo y hagas ejercicios de bajo impacto.
  3. Calambres. Se asocian a la falta de potasio, deficiencia de calcio o al exceso de fósforo. La solución está en tomar alimentos ricos en potasio.
  4. Ciática. Ocurre cuando el nervio ciático se comprime. En el embarazo ocurre durante el final del segundo o tercer trimestre debido a que el crecimiento del bebé presiona el nervio. La mejor forma de encontrar alivio en dando masajes suaves y haciendo ejercicios como caminar o yoga.
  5. Venas varicosas. Las mujeres somos más susceptibles de tener problemas de varices debido a la dilatación de las paredes venosas por el aumento de la progesterona. Durante el embarazo, aumentan los niveles hormonales que distienden las paredes de las venas. Además, las embarazadas que cogen mucho peso en el embarazo tendrán más tendencia a sufrir problemas con las varices. Y  no hay que olvidar que son hereditarias: si tu madre las tuvo, tienes más probabilidades. Para atenuar las molestias, lo mejor es actuar para tener una buena circulación sanguínea. El ejercicio también te va a ayudar: que sea de bajo impacto o sencillamente salir a pasear. Usar medias de comprensión también ayuda mucho.

Te gustará leer:

Deja un comentario