Publicado el

Running postparto: conoce su cara más fea

Running postparto. Forbebes. Tienda online para bebes

Te contamos 5 cosas que tienes que saber del running postparto y que debes tener en cuenta antes de volver a correr

¿Estás deseando volver a recuperar tu ritmo anterior al embarazo? Es lógico. Correr es una forma estupenda de reforzar tu sistema cardiovascular, perder peso, mantenerte en formar y tener un tiempo para dedicártelo a ti. Sin embargo, aunque lo más probable es que te apetezca hacerlo cuanto antes, no es muy recomendable que fuerces tu cuerpo antes de cumplirse la cuarentena. Además, el running postparto requiere que prepares tu cuerpo de forma progresiva y suave para ir poco a poco recuperando la forma física que tenías anteriormente.

Running postparto. Forbebes. Tienda online para bebesEl running es un deporte de impacto que afecta a todo tu cuerpo por lo que antes de comenzar a correr debes haberte recuperado pero también debes prepararte para afrontar tus carreras en la mejor forma física posible.

Cómo evitar la cara más fea del running postparto:

1.- El suelo pélvico está debilitado. Eso es común en todas las mujeres después de dar a luz. La musculatura del suelo pévico ha soportado un embarazo y el parto. Hacer running postparto con el suelo pélvico débil es arriesgarte a que los impactos de la carrera te ocasionen pérdidas de orina. Así que antes de lanzarte a correr, debes fortalecer los músculos pélvicos con ejercicios específicos (ejercicios de Kegels)

2.- La musculatura abdominal también estará debilitada. Si no la trabajas, acabarás con dolores de espalda (lumbares). Conviene que fortalezcas el transverso abdominal. Prueba con estos sencillos ejercicios:

  • Mete barriga: es un entrenamiento muy sencillo pero eficaz. Hazlo cuando camines, bajes o subas escaleras, etc..
  • Coloca el tapón de una botella en el suelo y túmbate boca abajo. Tu ombligo debe quedar encima del tapón. Mete la barriga hasta que dejes de tocar el tapón. Aguanta 10 segundos y repite varias veces este ejercicio.
  • Haz ejercicios sencillos con gomas elásticas o con pesas de 0.5 / 1 kg mientras metes barriga

3.- Pechos doloridos. Tus pechos están más grandes y pesados, sea que estés amamantando o no. El movimiento de arriba y abajo al correr puede ocasionar molestias por lo que es el momento de comprar un buen sujetador deportivo. Si estás amamantando tiene que ser transpirable para prevenir la mastitis.

4.- Deposiciones irregulares. El estreñimiento también es habitual después del parto. Hay diferentes factores que afectan al correcto funcionamiento del tránsito intestinal y hacer running postparto en esas condiciones es algo incómodo. Precisamente la actividad física ayudará a tu organismo a recuperar el equilibrio. Pero también debes cuidar la alimentación incluyendo alimentos ricos en fibra: cereales integrales, verduras, hortalizas, frutas y legumbres. Además, no olvides que bebes mucho líquido para ablandar las heces y compensar la pérdida de líquidos. Si no funciona ninguna de estas medidas, prueba con laxantes naturales pero ten en cuenta que, si estás dando el pecho, los efectos pueden pasar al bebé a través de la leche.

5.- Pies hinchados: Con el embarazo los pies se te han hinchado, asi que asegúrate que tus zapatillas de correr te sirven.

Te interesará leer:

Deja un comentario