Cuando tu bebé no deja de llorar: qué ayuda hay?

Es muy normal sentir frustración, ansiedad, e incluso ira cuando tu bebé no deja de llorar. ¿Qué hacer si el bebé llora mucho?

18 sugerencias utiles que puedes seguir si tu bebé llora. Forbebes Tecnología para bebés. Tienda online para bebésEs difícil cuando tu bebé no deja de llorar. Te preocupas y piensas que algo anda mal con tu hijo, dudas de tus habilidades como padre o madre o, incluso, que nunca vas a conectar con tu bebé. Pero no te angusties, tú puedes manejarlo manteniendo la calma y el control. Es necesario aprender algunas técnicas adecuadas que te ayudarán.

Es muy común y además normal, sentir frustración, ansiedad, e incluso ira cuando te enfrentas a un bebé que no deja de llorar. Especialmente si tu bebé llora durante horas y no se calma. Esto es tan frustrante como el caso de un bebé que es indiferente, que no te quiere abrazar o hacer contacto visual contigo.

Es en este tipo de situaciones de estrés, cuando el bebé no deja de llorar o no te responde, cuando te sientes cansada y enojada. En esos momentos lo que necesitas desarrollar son algunas estrategias. Cuando estás tranquila y centrada estarás en mejores condiciones de entender lo que está pasando con tu hijo y de esta forma podrás calmar sus gritos y sus lloros.

Sindrome del bebé sacudido

NUNCA, NUNCA sacudas a un bebé. El problema no es el llanto, es cómo te enfrentas a él.

El Síndrome del Bebé Sacudido ocurre cuando se sacude a un bebé. Los vasos sanguíneos de la cabeza de un bebé no pueden tolerar el impacto de la agitación y se pueden romper.

Cada año, alrededor de 1.000 niños mueren por el síndrome del bebé sacudido.

La muerte, daño cerebral, retraso mental, convulsiones o ceguera pueden ser resultado de sacudir a un bebé. Esto suele ocurrir cuando los padres o cuidadores se sienten frustrados o enojados porque no son capaces de hacer que el bebé cese en su llanto.

El síndrome del bebé sacudido es 100% prevenible.

10 consejos para calmar a tú bebé si llora mucho

  1. Mece suavemente a tú bebé.  Los brazos de mamá son los predilectos
  2. Paséalo andando, en su cochecito o si es preciso en el automóvil
  3. Ponlo en tu pecho, el latido de tu corazón puede tranquilizarlo
  4. Cámbialo de brazos, si estás muy nerviosa o nervioso
  5. Es posible que tenga calor o le apriete algo, desnúdalo y déjalo patalear a sus anchas
  6. Trata de entender su llanto.  Dale un masaje, es posible que tenga cólicos
  7. Dale el pecho, puede tener hambre o sed
  8. Tómale la temperatura para combropar su estado de salud
  9. Crea un ambiente relajado que le ayude a conciliar el sueño.
  10.  Controla la estimulación, como luces, sonidos, caras desconocidas… todo esto termina cansando al bebé.

Cuando los padres están más experimentados y conocen mejor a su bebé, sabrán distinguir mejor cuando llora porque demanda mimos, tiene hambre o está aburrido.

Fuente: Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta

 

Te interesará leer: