5 Consejos para proteger a tu hijo del sol

Los expertos nos avisan: debemos protegernos mejor del sol. ¿Y nuestros niños? También! Ellos tienen una piel más delicada. Toma nota de estos 5 consejos para proteger del sol a tu hijo

Los datos que nos ofrece la Agencia de Investigación del Cáncer (IARC) son claros. Y es que a pesar de todas las campañas de concienciación, las cifras de personas que desarrollan cáncer de piel han aumentado. Y es que seguimos teniendo dudas sobre cómo debemos cuidar nuestra piel para disfrutar del sol con seguridad. Esto incluye la fotoprotección que se debe usar en el caso de embarazadas y también con los niños. Hoy hablamos 5 consejos para proteger del sol a tu hijo.

Proteger los bebés y el sol. Protege a tu hijo del sol

Su piel es muy delicada por lo que debes asegurarte que están bien protegidos contra el sol. Sin embargo, conviene que ellos también aprendan a ser conscientes de esta importante necesidad. Para crear esta conciencia en ellos, enseñarles y, a la vez convertirnos en su ejemplo, es primordial.

Los protectores solares que uses para tu hijo deben estar pensados para la protección especial de los niños. No tienen la misma formulación las cremas protectoras para el sol de los adultos que las de los niños. La cantidad de filtros difiere y es menor, adecuado según la edad. Por eso, un adulto puede usar un protector solar de niños pero un niño no podrá usar uno de adultos, los bebés son especialmente sensibles al sol y deben tener espacial cuidado

Además de usar cremas protectoras para el sol, los expertos recomiendan usar gafas para evitar la radiacción lumínica que puede afectar a los ojos.

Ten en cuenta también la ropa que usa tu hijo. La protección solar de la ropa que usamos se mide en UPF, Ultraviolet Protecction Factor. Para hacernos una idea, una camiseta de algodón protege con un 12 de UPF, que es menos que lo que protege una crema solar de 15 SPF. Si la prenda está mojada, la protección puede disminuir hasta la mitad.

5 consejos para proteger del sol a tu hijo

1.- Si tu hijo tiene menos de un año, no le expongas al sol.

2.- Limita al máximo las zonas de su piel expuestas al sol. Hasta los 3 años, los niños deben usar camiseta de manga corta, pantalón corto, sombrero y gafas. A partir de los 3 años, se les debe proteger al igual que nos protegemos los adultos.

3.- Evitar al máximo las quemaduras solares porque aumentan el riesgo de cáncer de piel, el fotoenvejecimiento y la aparición de las manchas solares.

4.- Si tiene la piel atópica, asegúrate de que entre los ingredientes de su crema solar no hay ninguno que sea irritante. Si ha aparecido algún eczema, no apliques la crema y pregunta al pediatra para evitar que aparezca más ezcema o que se produzca una mayor irritación en la piel.

5.- Enséñale a aplicarse la crema. Utiliza texturas acuosas que son de mejor y más rápida absorción.

[frontpage_news widget=”14167″ name=”BEBES”]

Deja un comentario