Publicado el

Síndrome del bebé sacudido: cuando tu bebé llora mucho y no sabes qué hacer

Sindrome del bebe sacudido. Forbebes Tecnologia para bebes. Puericultura online. Tienda de bebes online

Perder los nervios cuando tu hijo no para de llorar puede darte un serio disgusto. ¿Sabes qué es el Sindrome del bebe sacudido?

Sindrome del bebe sacudido. Forbebes Tecnologia para bebes. Tienda de bebes online.Puericultura onlineUnos pocos segundos en los que puedas perder el control pueden llegar a resultar muy trágicos. Piensa en el esquiador Erhard Loretan, un alpinista acostumbrado a superar con éxito momentos tensos y situaciones muy extremas. Fue el tercero en conquistar los 14 ochomiles del planeta. Sin embargo, de la peor forma posible, Loretan sabe lo que es el Sindrome del bebe sacudido.

Toda su templanza se vino abajo durante sólo unos segundos. Perdió los nervios cuando su bebé de 7 meses no dejaba de llorar.

El Sindrome del bebe sacudido es un tipo de maltrato infantil. Consiste en mover y zarandear de forma brusca al bebé. Esto puede ocasionarle lesiones cerebrales severas e incluso la muerte.

La Asociación Española de Pedriatría (AEP) dice que es bastante frecuente. La AEP estima que se dan unos 20-25 casos por cada 10.000 niños de menos de 2 años en todo el mundo. Aunque esos movimientos bruscos sólo duren unos segundos, son muy peligrosos.

Qué es el Sindrome del bebé sacudido y por qué ocurre

El Síndrome del bebé sacudido puede producirse hasta que el niño tiene 5 años. Pero los bebés que tienen más riesgo de sufrirlo son aquellos que tienen entre seis y ocho semanas. Esto se debe a que es en esta etapa cuando es más frecuente el llanto y los padres o cuidadores pueden sentirse frustrados o enfadados por no controlar o atajar el lloro del niño.

Sin embargo, no sólo puede ocurrir el Sindrome del bebe sacudido por el llanto del bebe. Otros motivos que provocan que un bebé sea sacudido con fuerza pueden deberse a un intento desesperado de reanimar al bebé cuando surge una situación que parece amenazar su vida. Es decir, puede ser por: atragantamiento, un fuerte ataque de tos, espasmos por sollozos…

Debido a que el bebé es todavía muy frágil y su musculatura está todavía desarrollándose, los daños ocasionados pueden llegar a ser irreparables. Las secuelas que pueden sufrir van desde ceguera total o parcial, sordera, retraso en el aprendizaje, discapacidad mental hasta provocar la muerte. Según la AEP, de cada 10 menores que sufre este síndrome, 1 de ellos muere.

Se puede evitarSindrome del bebe sacudido. Forbebes Tecnologia para bebes. Puericultura online. Tienda para bebes online

  • Lo primero es estar informado. Controlar las emociones en momentos tensos con un bebé llorando es complicado pero no imposible. Si sabes que existe este síndrome y sus riesgos, estarás en mejor posición de evitar sus riesgos.
  • Identifica la causa del lloro. Tiene hambre? Hay que cambiar el pañal? Intenta tranquilizarle cogiéndole en tus brazos y hablándole de una forma sosegada y tranquila. Prueba los ruidos blancos, ponle el chupete…. Si notas algún signo de enfermedad, llama al médico.
  • Si el niño se ha quedado sin respiración ante un ataque de tos, espasmos por sollozo, etc conviene que sepas cómo debes reaccionar. Colócale boca abajo o sentado pero inclinado hacia delante. Sujétale la cabeza y dale golpecitos en la espalda con la mano abierta.
  • Es importante tener una actitud más realista sobre la paternidad/maternidad. Hay momentos realmente duros. Sin embargo, a medida que tu hijo vaya creciendo, el llanto será menos frecuente.
  • Pedir ayuda cuando la situación parece estar descontrolándose evitará que puedas perder la paciencia y agobiarte demasiado.
  • Unas vacaciones tranquilas o, sencillamente tener algo de tiempo para ti haciendo ejercicio u otra actividad que te relaje puede ser una gran idea y te dará las fuerzas que necesitas para seguir siendo un buen padre o madre para tu hijo.
  • Piensa en positivo. Tú eres lo mejor que puede tener tu hijo aunque haya momentos que no sepas cómo responder a sus lágrimas.
  • Las personas que sufren estrés, abusan del alcohol o drogas o padecen depresión, son más propensas a no controlar una situación en la que tu bebé llora desconsoladamente y no se calma.

Te gustará leer:

Deja un comentario