Publicado el

Tés e infusiones durante el embarazo

Tés e infusiones durante el embarazo. Forbebes Tecnología para bebés. Tienda online para bebés

¿Te gustan las infusiones? ¿Tienes dudas de si es conveniente tomar tés e infusiones durante el embarazo? ¿Sabes cuáles debes evitar? ¿Y qué cantidad puedes tomar? Pues sigue leyendo…

Tés e infusiones durante el embarazo. Forbebes Tecnología para bebés. Tienda online para bebésLa mayoría de los tés de hierbas o frutas se pueden beber durante la gestación siempre que no abuses de ellas. Desde luego es mucho mejor tomar tés e infusiones durante el embarazo que tomar café para reducir la cantidad de cafeína pero, aún así, hay algunas indicaciones que debes tener en cuenta.

Una recomendación que hacen los expertos es que no tomes siempre las mismas infusiones y que si se toman, sea con moderación. Conviene que varíes los sabores porque los tés de hierbas contienen las mismas sustancias químicas que los remedios hechos a base de plantas medicinales. Ten en cuenta que las hierbas son la base de muchas medicinas. Además, los químicos que contienen las hierbas traspasan la placenta y pueden dañar a tu bebé o pueden pasar a tu bebé a través de la leche materna.

  • Té verde: contiene algo de cafeína por lo que no conviene que tomes mucho.
  • Infusiones de hierbabuena, mejorana o anís se pueden tomar durante el embarazo.
  • Infusiones de salvia: Conviene que los evites. La salvia tiene una sustancia que es tóxica, tujona, y que está relacionada con la hipertensión arterial y los abortos espontáneos. Para preparar las comidas sí que puedes usar la salvia.
  • Infusión de perejil: En grandes cantidades también aumenta el riesgo de aborto espontáneo y además también afecta al desarrollo del bebé. Para prepara las comidas sí que puedes seguir usando cantidades moderadas tanto de perejil como de salvia, ya sea en hojas frescas o secas.
  • Infusión de valeriana: tomada en cantidades moderadas ayuda a dormir pero algunos expertos no recomiendan tomar tés e infusiones durante el embarazo de esta hierba. Aun así, si decides beber valeriana para ayudarte a descansar, hazlo con mucha moderación. Es conveniente que sepas que si estás tomando antidepresivos, la valeriana interfiere con los medicamentos por lo que no conviene que la bebas.
  • Infusiones de manzanilla o camomila: son buenas para las náuseas, problemas digestivos, ansiedad o el insomnio pero tomada en cantidades limitadas. Si te excedes, el efecto que logras es el contrario y puede quitarte el sueño. Además, algunos expertos han relacionado el consumo excesivo de camomila con los problemas circulatorios en los bebés.
  • Té de frambuesa: Algunos expertos dicen que ayuda a tonificar los músculos del útero para preparlo para el parto, pero otros expertos no están de acuerdo con esta afirmación. Lo que si está totalmente desaconsejado es tomes mucha cantidad de té de frambuesa si pasa la fecha prevista del parto porque puedes desencadenar fuertes contracciones y ocasionar sufrimiento al bebé durante el parto.
  • Infusión de sávila o aloe: Se utiliza como laxante pero durante el embarazo puede producir contracciones en el útero.
  • La infusión de malva, al igual que la infusión de regaliz pasan a la leche materna.

Estas son las hierbas más habituales pero hay muchas más. Como ves, sí que puedes tomar tés e infusiones durante el embarazo pero nunca está de más ser precavida y ante cualquier duda es muy aconsejable que acudas y preguntes a tu médico.

Te interesará leer:

Deja un comentario