Publicado el

8 reglas de oro que debes seguir al visitar a un recién nacido

8 reglas de oro que debes seguir al visita

¿Quieres ser el visitante perfecto? Sólo tienes que seguir estas pautas para visitar a un recién nacido.

El nacimiento es un momento de gran alegría para los padres y amigos.  Sin embargo, el bebé lo vive de otra manera totalmente distinta.  Pasa de estar en un entorno acogedor, agradable y tranquilo a uno completamente distinto. Hacer ese cambio es estresante e ingrato para el bebé. Por eso, las visitas, tenemos que seguir estas pautas cuando vayamos a visitar a un recién nacido.

retrasar el pinzamiento del cordon umbilical. Forbebes Tecnologia para bebes. Tienda online de bebes. Puericultura onlineSeguir estos tips es muy beneficioso para todos, en especial para el bebé. Por ejemplo facilita que el bebé y la madre practiquen el contacto piel con piel, favorece los vínculos con la madre, ayuda a la lactancia materna y evita los riesgos de que el bebé esté en contacto con gérmenes.

El parto respetuoso cada vez tiene más fuerza entre los profesionales médicos. Sin embargo este respeto se debe extender también a las primeras horas de la vida del bebé y por eso nos corresponde a los familiares y amigos hacer nuestra parte. Es cierto que es un tema delicado en el que los padres también tenéis mucho que decir y decidir. Sin embargo, conviene que vayamos tomando buena nota de estos consejos por el bien del recién nacido.

Sigue estas reglas importantes al visitar a un recién nacido

Si, ya lo sé. Algunas te podrán parecer básicas y elementales. Pues créeme: hacer un recordatorio de ellas no viene nada mal.

  1. Llama antes y pregunta si puedes ir y cuándo.
  2. No hables alto, especialmente si el bebé está durmiendo.

    Tips para ayudarte a que tu bebe duerma toda la noche del tiron. Forbebes tecnologia para bebes. Puericultura online. Tienda de bebes online

  3. Si quieres tener fotos para ti o para compartir con otros amigos o familiares, pide permiso antes, sobre todo si es para publicarla en las redes sociales. Y, por supuesto, no uses el molesto flash.
  4. Lo bueno si breve, dos veces bueno. O sea, la visita que sea corta. 30 minutos serán más que suficientes.
  5. Antes de coger al bebé, tocarlo, besarlo o abrazarlo, pregunta. Lávate las manos para evitar que el bebé entre en contacto con los indeseables gérmenes. Y recuerda que si estás resfriado es mejor que esperes un tiempo para ir a visitarle.
  6. Cuidado con las opiniones y consejos que los padres no han pedido. Pueden hacer más mal que bien.
  7. Si el bebé está comiendo, especialmente en el caso de que la madre sea primeriza y le esté dando pecho, conviene que tengan privacidad y tranquilidad.
  8. Acuérdate de llevar un detalle a la mamá. Y mejor aún, ofrécete para ayudar con algo que necesite. Es posible que necesiten hacer la compra, prepara comida o cualquier otra cosa. Ofrécete de buena gana y de corazón a ayudarles.

Como ves, prácticamente todas estas reglas pueden resumirse en una sola palabra: prudencia.

Te gustará leer:

Deja un comentario